Inicio

El GUIF denuncia 'selección' en las licencias de obras que se otorgan

Javier Serra, portavoz del GUIF en el Consell de FormenteraAcusa al responsable de Obras y Urbanismo de conceder las licencias con cuentagotas aunque cumplan todos los requisitos

Javi Serra, portavoz del Grup Independents de Formentera, GUIF, en el Consell de Formentera ha reiterado su denuncia de la mala gestión y suma lentitud del Departamento de Obras de la primera institución de la isla que se encuentra funcionando bajo mínimos tal y como señaló en el pleno de la semana pasada. “Los profesionales del sector, arquitectos y constructores, así como los particulares afectados por la lentitud de Obras, se acercan al partido para quejarse o inquirir sobre la situación del Departamento -ha señalado Serra-, y nos están trasladando una vez tras otra la inquietud ante la exasperante lentitud con la que se están tramitando las licencias de obras”.

El GUIF considera que la culpa es del equipo de gobierno y que el máximo responsable de esta situación es el conseller de Obras y Urbanismo, Bartomeu Escandell, “que en su momento hizo unas declaraciones en el sentido de que querían controlar el número de licencias que iban a ir saliendo y eso es muy grave porque si una licencia cumple con todos los requisitos marcados por la ley debe salir de inmediato y no a voluntad de la institución” ha remarcado Serra.

El portavoz del GUIF en el Consell ha afirmado que desde su partido “consideramos que esta parálisis está provocada por el equipo de gobierno y pensamos que su afán por controlar y regular las licencias que van saliendo del departamento, es absolutamente reprobable e ilegal porque si una licencia cumple todos los requisitos debe otorgarse de inmediato y no retrasarla de forma arbitraria”. Por ello los independientes de Formentera insisten en que es muy importante que se agilice la tramitación en el Departamento de Obras “ya que hay muchas empresas que están  pasándolo mal por falta de carga de trabajo y eso sucede por culpa del equipo de gobierno de GxF y PSOE, y no sólo lo pasan mal las empresas sino también los ciudadanos que quieren hacer obras y el sector de la construcción en general que está prácticamente paralizado por las medidas adoptadas desde el Consell”.

Las quejas de constructores, arquitectos y promotores relativas a que las licencias 'no salen' están generalizadas según el GUIF, y no se refieren a las que precisan de informes adicionales, sino a que algunas licencias “están siendo tratadas de forma arbitraria”, señalando como ejemplo que un propietario solicitó una licencia a finales de 2010 y no la ha obtenido y su vecino, en la misma situación urbanística y pidiéndola un año más tarde ya la tiene lo que para el GUIF es un claro ejemplo de discriminación que no se sabe bien a qué criterios obedece “hay licencias que llevan tiempo, tiempo y tiempo que no salen, y la preocupación de los ciudadanos, los principales afectados junto a los constructores y arquitectos -resalta el portavoz del GUIF en el Consell-, es cada vez mayor”.

Para el GUIF es curioso e indicativo de que “algo no marcha” que el Consell durante años estuviera facilitando resúmenes mensuales o bimensuales de la actividad del Departamento de Obras, pero desde hace algo más de un año no ha vuelto a facilitar datos sobre las tramitaciones efectuadas “un aspecto que en los últimos tiempos el GUIF ha reprochado al Consell -ha señalado Javi Serra-, la nula transparencia del trabajo llevado a cabo que se une y agrava el retraso que experimentan muchos de los expedientes que no requieren informes especiales y, lo peor, es que en la última comparecencia el conseller responsable del área, Bartomeu Escandell ni tan siquiera contestó a las preguntas que se le hicieron al respecto”.